Del no-lugar al cronotopos, pasando por el vestíbulo de la Estación de Atocha.

Álvaro Ramoneda, Ramón Sánchez

Resumen

La estación de Atocha, por el sólo hecho de ser una estación de trenes, queda, teóricamente, dentro de la categoría que Marc Augé (1992/2000) designó como no-lugares. Augé (1992/2000) caracterizó los no-lugares como espacios carentes de historia e historias, imposibles de apropiar, que nacen de la sobremodernidad, período que comienza a finales del siglo pasado y que se caracteriza por una aceleración y exceso de acontecimientos, de espacios y un achicamiento del planeta. A través de la fotografía, asumiendo el punto de vista de Joan Fontcuberta (1990, 2009), hemos intentado buscar indicadores suficientes para entender la relación que hay entre un supuesto “no-lugar” y quienes lo transitan. Sin embargo, esta relación va más allá de una simple categoría. Hemos recurrido a la noción de cronotopos acuñada por Mijail Bajtín (1975/1989) y hemos intentado ofrecer otra mirada a las numerosas configuraciones que se pueden establecer entre las personas y los espacios. Hemos elaborado una tabla de Tipos de configuraciones espaciotemporales en un espacio concreto, en la que Cronotopoi (estables vs. efímeros) y Significación (lugar vs. no-lugar) se ponen en juego. A partir de esta tabla, hemos analizado algunos de los resultados que encontramos a lo largo de los casi cinco meses que estuvimos fotografiando el vestíbulo de Atocha y hemos hallado que las personas nos ubicamos en los espacios de diferentes modos, apropiándolos de formas peculiares que, como es lógico, van más allá de nuestras categorías de análisis.

Palabras clave

Atocha; No-lugar; Fotografía; Cronotopos; Apropiación

Texto completo:

PDF

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM
Copyright (c) 2012 Álvaro Ramoneda, Ramón Sánchez