Untitled Document Athenea Digital. número 7- Primavera 2005

Sáez, Javier (2004)
Teoría Queer y psicoanálisis. Madrid: Síntesis, 2004.



David Córdoba García
david.cordoba@campus.uab.es
Universitat Autónoma de Barcelona

 

Teoría queer y psicoanálisis es un estudio de dos de los discursos que han articulado una estrategia crítica en relación con lo que Foucault denominó 'dispositivo de la sexualidad', y de las relaciones problemáticas que se han dado entre ellos en la poco más de década y media de convivencia entre ambos. Esas relaciones han estado marcadas en muchos casos por una crítica no siempre rigurosa y a menudo basada en prejuicios y en lecturas precipitadas, cuando no en la mutua indiferencia.

Javier Sáezexplora en una primera parte del libro la emergencia de un movimiento de crítica en el seno de las comunidades gays y lesbianas que se sitúa en el origen de la aparición de la teoría queer. Frente a la homofobia creciente de la sociedad en un contexto de pandemia del sida durante los ochenta, y a la vez frente a la pérdida progresiva de combatividad del movimiento gay y lesbiano mayoritario, así como a las formas de exclusión aparecidas en el seno de esta comunidad, en los años noventa aparece una nueva forma de activismo que se autodenominará queer. Junto a la aparición de este impulso crítico en lo político, en el plano de la teoría, las aportaciones del feminismo lesbiano y la influencia de la filosofía postestructuralista francesa, fueron los elementos que cabe situar como los antecedentes a lo que ya en plena década de los noventa se bautizó como teoría queer. El libro dedica un capítulo a exponer los argumentos principales que se han desarrollado desde esta teoría: la deconstrucción del binarismo homo-hetero y el análisis de cómo el mismo subyace al pensamiento moderno; la desnaturalización del sexo, que se concibe como un efecto o producto del género entendido como tecnología política de producción de cuerpos y subjetividades; el esfuerzo por articular estrategias políticas y teóricas de resistencia a la normalización, promoviendo la producción de identidades nómadas; la desencialización del género y su conceptualización en términos de performance, performatividad, suplemento, prótesis, etc.

En paralelo a este análisis, Sáez desarrolla una aproximación a la forma en que el psicoanálisis ha construido y se ha situado frente a la homosexualidad y la perversión. Estos dos conceptos heredados de la tradición médico-psiquiátrica del siglo XIX han sido el campo de una tensión entre la ruptura con esa herencia que abrió Freud y que permitirían la articulación de un discurso crítico y de resistencia, y la continuidad en que en muchas ocasiones se acomodó la institución psicoanalítica, convirtiendo su práctica en otra de las tecnologías de normalización sexual, reintroduciendo técnicas de cura de la homosexualidad y en definitiva, repitiendo los esquemas más homófobos de la práctica psiquiátrica. La obra de Lacan se sitúa aquí como una de las grandes excepciones a esta dinámica, recuperando el impulso crítico de Freud, y articulando un discurso no normativo de la sexualidad y la subjetividad. Son diversos los elementos del psicoanálisis lacaniano que permiten una aproximación subversiva a lo sexual: el objeto a como causa del deseo no marcado por la diferencia sexual; la imposibilidad de la relación sexual, que frustra toda fantasía de complementariedad entre los sexos; lo real y el goce como elementos disruptivos de lo simbólico, de toda fijación de sentido en lo social, de toda pretensión de adaptación y normalización, etc.

La fuerza crítica del psicoanálisis no ha sido completamente ignorada por la teoría queer. De hecho, algunas de sus autoras han establecido un diálogo constante con Freud y Lacan (Butler, Lauretis). De todos modos, y a grandes rasgos, lo que ha dominado en las relaciones entre ambas corrientes ha sido la indiferencia por parte del psicoanálisis o la crítica apresurada y a veces superficial a Lacan y a su supuesta homofobia y heterocentrismo. Sáez realiza en la última parte del libro esta puesta en relación a partir de la lectura y el conocimiento de los textos, lo cual le lleva a despejar los malentendidos y a localizar los puntos de posible conexión así como algunas de las incompatibilidades entre, en definitiva, dos lugares de enunciación distintos, que tienen como efecto de un lado una aproximación a la identidad sexual como práctica y discurso político, y de otro una conceptualización en términos de estructuras del deseo. Pero en este punto, estas incompatibilidades que finalmente no pueden ser resueltas por ninguna síntesis, permiten un diálogo productivo.

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM
Copyright (c) 2005 David Córdoba García