La obertura del tiempo social

Jahir Navalles Gómez

Resumen

Cada experiencia compartida es un acto de tiempo social, el presente trabajo interviene por ello, y así, habrá de reconocerse que el tiempo tercia como el depósito social de acontecimientos significativos sumidos en una idea, un recuerdo o un afecto, tanto una emoción como un sentimiento igual de disperso y compartido, postulando entonces que la misma sociedad, bajo esta misma dinámica, es un recorrido en el tiempo social.
Es, ese recorrido, esa narrativa de múltiples episodios donde se localizan, refieren, aglutinan, prevalecen todos los acontecimientos, que entre la permanencia y la irruptibilidad, la estabilidad y la identidad, entre la perspectiva del presente y la prospectiva del pasado, bosquejan la continuidad que en su misma esencia volátil vuelve todo acontecimiento intangible, impalpable, tal y como si nada hubiera cambiado, materializando a su vez una contraparte, aquella que refiere a la transformación constante y gradual; la intención será la de señalar, reconocer y reclamar el papel del tiempo social como aquel sendero imperceptible bajo el cual es posible, entre otras cosas, identificar el eslabón que implica al pasado en el presente, volviéndose todo acontecimiento, toda experiencia, tan eterna o inaprensible, tan efímera como sea posible, algunas veces inaccesible otras irreconciliable, donde se insinúa que es la propia sociedad la que se reconocerá en el trayecto

Palabras clave

Tiempo social; Acontecimiento; Continuidad

Texto completo:

PDF

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM
Copyright (c) 2004 Jahir Navalles Gómez