El gir simètric en l'estudi de l'acció col·lectiva. Les mobilitzacions per la controvèrsia ecològica de Doñana

Israel Rodríguez Giralt

Resumen

Conceptualizar y comprender las formas de acción colectiva es una de las preocupaciones históricas del pensamiento social. Buena prueba de esto es el extenso historial de disputas y de polémicas que recorre la larga historia del pensamiento acerca de estos fenómenos sociales, lo cual, por otra parte, pone de manifiesto la dificultad que las ciencias sociales tienen, y han tenido, a la hora de definir, explicar y acotar un fenómeno tan efímero y liminal como éste.

En este contexto, propongo discutir las implicaciones que un enfoque STS puede tener para el análisis de la acción colectiva contemporánea. La hipótesis central que desarrolla esta tesis sostiene que el bagaje conceptual y metodológico que aporta la Teoría del Actor-Red (ANT), y su plasmación en lo que se ha dado en llamar el giro simétrico en las ciencias sociales, deviene un recurso fundamental para renovar y enriquecer el análisis de la acción colectiva. Para ello recojo dos sus principales aportaciones: su comprensión alternativa de la acción social (para explicar lo social, hay que dejar de lado la preocupación exclusiva por las relaciones sociales y tomar en consideración a los actantes no humanos, así como a los procedimientos técnicos en los que éstos están involucrados. La acción aparece así como un efecto emergente de tales asociaciones heterogéneas) y su original definición de lo “colectivo” (lo colectivo es básicamente un agregado de humanos y no-humanos, sin fronteras dadas de antemano, sólo el producto relacional que crea el compromiso precario y constante entre elementos heterogéneos). Ambas aportaciones, afirmo, permiten abrir una interesante discusión sobre la agencia y sobre la posibilidad de articular una nueva teoría de la acción colectiva que, a diferencia de las tradiciones dominantes, contemple y asuma la condición heterogénea y relacional de todo actor social y, por lo tanto, asuma también que toda acción social es el efecto emergente, el producto interactivo, de dichos colectivos híbridos en acción.

Para ejemplificar la fertilidad de este acercamiento, centro mi análisis del desastre ecológico acaecido en el Parque de Doñana (1998). Tal y como se desprende de mi lectura de los acontecimientos, la acción de los grupos ecologistas movilizó y enroló entidades humanas y no-humanas para resignificar el contenido de la actividad política y tejer una globalidad que resistiera los intentos de localización que operaron sobre el desastre. El análisis de la actuación de los grupos ecologistas en el vertido tóxico de Aznalcóllar mostrará, en este sentido, que su actuación fue completamente dependiente de articulaciones entre entidades humanas y no humanas. Ríos, dunas, pájaros y excavadoras, elementos hasta ahora desconsiderados por las ciencias sociales, fueron elementos claves para la articulación de la protesta, decisivos en la redefinición de lo ocurrido, imprescindibles en la reivindicación de determinadas políticas de futuro para la zona afectada.

Palabras clave

Acción colectiva; Actor-Network Theory; Política; Controvèrsies tecnocientífiques; Colective action, Politics

Texto completo:

PDF (Català)

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM
Copyright (c) 2008 Israel Rodríguez Giralt